Nuestro sitio web utiliza cookies [propias y de terceros] para facilitar sus ulteriores visitas al sitio web y para computar el número de usuarios que acceden a él.
Opciones y Política de cookies Aceptar Cookies
 
Portada > espectaculos > el-conejo-pregunton-y-la-mar-salada > >

El conejo preguntón y la mar salada

Palike Teatro (Ciudad Real)
Edad recomendada: De 3 a 7 años. Familiar.
Duración: 50 minutos. minutos.

Títeres y Objetos - Teatro infantil
El conejo preguntón y la mar salada

Idea y Dramaturgia: Josefina Arias
Actriz-Manipuladora: Josefina Arias
Títeres y objetos: Josefina Arias, Ramón del Valle
Canciones: Ramón el Valle
Dirección: Ramón del Valle
Fotografía: Laura Uveh

- La taquilla se abre UNA HORA antes del comienzo del espectáculo.
- Los niños menores de 1 año no pagan entrada mientras no ocupen asiento.
- Se ruega puntualidad. No se permitirá el acceso a la sala una vez empezada la función.
- Por cuestiones de aforo las reservas se deben recoger hasta media hora antes del inicio de la función pudiendo ser anuladas pasado este plazo.
- Descuentos a grupos a partir de quince personas.

Próximas funciones en Sala Tarambana:

 

La obra pretende recuperar la bella costumbre de contar cuentos en familia, el valor de los cuentos de tradición oral como medio para desarrollar la imaginación infantil y el placer de la escucha que nos conduce a la convivencia.
Una titiritera se presenta acompañada de una añosa cesta, que encontró abandonada en una estación de tren, y del cofre de un viejo marinero. Asegura que los objetos antiguos, si sabemos escucharlos, siempre encierran muchas historias y alguna sorpresa. Sus palabras son sabias y ciertas, porque si observamos atentamente, veremos como de estos viejos objetos -la cesta y el cofre- surgen de forma sorprendente multitud de personajes que dan vida a dos fábulas tradicionales diferentes: "El Conejo preguntón" y "La Mar salada".

El Conejo preguntón. Pimpe era un conejo inquieto y muy curioso. Se pasaba todo el santo día haciendo mil preguntas a cualquiera que se cruzara en su camino, porque las respuestas de su paciente padre no acababan nunca de convencerle. Un día, su insaciable curiosidad le llevo a querer buscar al hombre. Quería conocerlo a toda costa, aunque todos le habían advertido que debía evitar al hombre y cuidarse de él, porque era el animal más cruel y peligroso de la tierra.

La Mar salada. En un pueblo de pescadores vivían dos hermanos: Marino y Coral. Un mal día a sus padres se los llevó La Mar. Coral y Marino se quedaron solos, heredando de sus padres una barca y la tarea de cuidar y atender un viejo faro. Marino se quedó con la barca y Coral se encargó de mantener el faro encendido para guiar a los barcos a buen puerto. Con tan pesada carga, Coral no disponía de tiempo para cuidar el huerto ni para ir a pescar y tenía la despensa siempre vacía. Sin embargo, su hermano, que salía a pescar todos los días, tenía la despensa completamente llena…

 

Actuaciones realizadas en Sala Tarambana:

 
 

Sigue a la Sala Tarambana en:
Facebook Twitter YouTube Instagram