Nuestro sitio web utiliza cookies [propias y de terceros] para facilitar sus ulteriores visitas al sitio web y paraf computar el número de usuarios que acceden a él.
Opciones y Política de cookies Aceptar Cookies
 
Portada > espectaculos > medea-a-la-deriva > >

Medea a la deriva

Maltravieso teatro (Cáceres - Extremadura)
Duración: 60 minutos.

Drama - Teatro
Medea a la deriva

Dramaturgia, Dirección y Espacio Escénico: Isidro Timón
Intérprete: Amelia David
Texto: Fermín Solís e Isidro Timón
Composición Musical y Espacio Sonoro: Lorenzo González
Diseño de Iluminación: Jesús Pablos y Fran Cordero
Adaptación Viñetas: Fermín Solís
Vídeo y foto: Patricia Bravo
Vestuario: Yolanda Blanco
Estilismo y Peluquería: Esther Olivera
Área técnica: Jesús Pablos
Producción: Maltravieso Teatro
Ayudante de producción: Ángeles Morlón

¡ATENCIÓN!! PERSONAS DE APOYO en SALA TARAMBANA sois bien recibidas. Personas con discapacidad. Podrá acceder de forma gratuita la persona que le acompañe, siempre y cuando ésta sea imprescindible para que aquella pueda realizar su visita (presentando la tarjeta de discapacidad expedida por los organismos de las administraciones públicas). Cuando la persona con discapacidad compre su entrada hay que seleccionar la de PERSONA DE APOYO con coste 0€ (La localidad gratuita para la persona de apoyo de persona con discapacidad solo se puede adquirir combinada con una entrada de pago)


COSAS A TENER EN CUENTA ANTES DE VISITARNOS

- Se ruega puntualidad. No se permitirá el acceso a la sala una vez se hayan cerrado puertas, NO se harán excepciones individuales en este aspecto.
- No está permitido la entrada a la sala con comida o bebida.

Próximas funciones en Sala Tarambana:

Compra ahora tus entradas
 

SINOPSIS_

Medea, la princesa maga de la Cólquida, la que fue esposa de Jasón y mató a sus hijos por desamor, la que tuvo que huir de Corinto, Atenas y Asia Menor, acosada por humanos y dioses, objeto de la furia de Zeus, va a la deriva en un enorme bloque de hielo que mengua día a día, camino de un destino desconocido. Pero esta no es su única angustia: es un ser inmortal y no puede morir, ni por su propia mano. Está condenada a vivir hasta el fin de los días.



Medea a la deriva

La crítica ha dicho sobre la novela gráfica_


«Aquí estoy, clavado a la butaca por este monólogo sostenido por apenas tres tintas, un paisaje desnudo y un personaje monumental. Preciso, hondo y prodigioso.»
Max


«El noveno arte no hace fácil depositar toda la carga narrativa sobre un personaje, el monólogo resulta complejo de trasladar a la viñeta, pero Solís resuelve con extraordinaria brillantez la propuesta apelando precisamente a la fuente original teatral, a esa reflexión interior a la que el espectador asiste como callado voyeur. [...] Una de sus obras más ambiciosas, con no pocas conexiones con las ideas que planteaba en?Buñuel en el laberinto de las tortugas, que son aquí depuradas hasta una esencia impregnada de melancolía. Una obra de lectura obligada.»

Álvaro Pons, Graffica


«Un gran trabajo que rompe con todo lo que había hecho hasta la fecha el autor tanto temáticamente como en el apartado visual, con un resultado magnífico en todos los aspectos.»

Diego García Rouco, Zona Negativa




El texto_

Puede parecer un contrasentido, pero no lo es. Normalmente en teatro se transita del texto literario al texto espectacular, ese es el camino hacia el público. Ahora tenemos un recorrido ya vivido: del texto literario al comic, otro público. ¿Y nosotros vamos a volver del comic al teatro? Pues sí, porque esas viñetas guiarán la dramaturgia y no abandonaremos su esencia.

Sabemos que Fermín Solís parte del final de la Medea que conocemos por Eurípides. Intuimos que Medea, después de humillar a Jasón desde las alturas, con los cadáveres de sus hijos junto a ella, sobre un carro alado y el anuncio de que los enterrará con sus propias manos en el templo de Hera, en la acrópolis de Corinto, para irse después a la tierra de Erecteo, a vivir en compañía de Egeo… algo no se ha cumplido. Lo sabemos porque nos la encontramos soportando el tremendo castigo que el Zeus de Fermín Solís ha dispuesto sobre un témpano de hielo. La clave está, seguramente, en la última intervención del Corifeo, que cierra la tragedia de Eurípides y que, combinadas varias traducciones, viene a decir: Desde el Olimpo Zeus gobierna muchos acontecimientos (…) Lo esperado no se llevó a cabo y de lo inesperado un dios halló el camino.

Nos situamos pues en la propuesta de Medea a la deriva y trabajamos sobre aspectos textuales que refuerzan la Medea que se nos ofrece. Fermín teje su Medea con recuerdos, sueños, pesadillas… sobre su pasado, sobre lo vivido, que en Medea es mucho y tremendo. En esa construcción de pasado surgen los textos, monólogos, que acompañarán a los escritos por Fermín Solís.

La soledad, el tiempo infinito como castigo, la edad avanzada como una humillación para un ser inmortal, la falta de medios para sus conjuros, para cambiar el destino, la imposibilidad de la autodestrucción como única salida… son el presente eteno de Medea. En su pasado está el poder, el papel la mujer en su tiempo y situación, la inteligencia, su capacidad y conocimientos para dirigir ese destino, la tenacidad, la lucha por lo que se ama, por lo que se quiere conseguir, la venganza auténtica, que no mide consecuencias y solo tiene su valor y, también, la duda, la escucha interior y, finalmente, el argumentario que lleva a donde lleva sin mirar atrás. El futuro está en el patio de butacas.

 

Actuaciones realizadas en Sala Tarambana:

 
  

Sigue a la Sala Tarambana en:
Facebook Twitter YouTube Instagram

Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies