Nuestro sitio web utiliza cookies [propias y de terceros] para facilitar sus ulteriores visitas al sitio web y para computar el número de usuarios que acceden a él.
Si continúa navegando, acepta el uso de cookies.   Cerrar
 
Portada > espectaculos > palabras-de-viento > >

Palabras al viento

El ladrón de patinetes (Madrid)

Homenaje al cine mudo - Teatro adultos
Palabras al viento


¡¡ATENCIÓN!! PERSONAS DE APOYO en SALA TARAMBANA sois bien recibidas.
Personas con discapacidad. Podrá acceder de forma gratuita la persona que le acompañe, siempre y cuando ésta sea imprescindible para que aquella pueda realizar su visita (presentando la tarjeta de discapacidad expedida por los organismos de las administraciones públicas). Cuando la persona con discapacidad compre su entrada hay que seleccionar la de PERSONA DE APOYO con coste 0€ (La localidad gratuita para la persona de apoyo de persona con discapacidad solo se puede adquirir combinada con una entrada de pago)

- La taquilla se abre UNA HORA antes del comienzo del espectáculo.
- Se ruega puntualidad. No se permitirá el acceso a la sala una vez empezada la función.
- Por cuestiones de aforo las reservas se deben recoger hasta media hora antes del inicio de la función pudiendo ser anuladas pasado este plazo.

Próximas funciones en Sala Tarambana:

Reserva ahora tus entradas
 

La historia del burgalés Mariano Díez Tobar, un homenaje al cine mudo, a las salas de cine que cerraron, un homenaje a las primeras estrellas del cine, a este inventor al que el cine le debe mucho… un homenaje al cine desde el teatro Tarambana, un homenaje a alguien más que un genio...a un soñador.

Mariano Díez Tobar (Tardajos, Burgos, 21 de mayo de 1868-Madrid, 25 de julio de 1926) fue un sacerdote, profesor de los Padres Paúles, matemático, físico, investigador e inventor. Es un personaje fascinante absolutamente olvidado por la cultura española al que se le atribuye (antes, incluso, que a los hermanos Lumiére) el mismísimo invento del cinematógrafo.
Esta historia inspirada en hechos reales es el nexo de unión de una obra que pretende ser un homenaje al cine mudo y a varios de sus artistas: Greta Garbo, Charles Chaplin, Buster Keaton, Harold Lloyd o Antonio Moreno (un actor español que triunfó en Hollywood a la altura de grandes estrellas como Rodolfo Valentino o Gloria Swanson y al que la memoria española, también, ha olvidado casi por completo.)
Todas las historias están inspiradas en hechos reales. La dramaturgia se permite la licencia de un cinismo y una invención válida e importante para la catarsis que busca la obra.

 

Actuaciones realizadas en Sala Tarambana: