Nuestro sitio web utiliza cookies [propias y de terceros] para facilitar sus ulteriores visitas al sitio web y para computar el número de usuarios que acceden a él.
Si continúa navegando, acepta el uso de cookies.  Política de cookies Cerrar
 
Portada > contenidos > produccion-propia > mis-queridos-monstruos > la-obra-mis-queridos-monstruos >

 

Mis queridos monstruos

Contenidos

La obra

La historia comienza en un país donde una alocada y moderna reina tiene prohibido leer e induce a su pueblo a ver la televisión. Con la aparición inesperada de unos monstruos (Drácula, Frankenstein y Hombre Lobo) todo cambiará… estos simpáticos personajes, utilizando una divertida trama de enredo y juego, animan a los niños a que hagan todo lo contrario: leer y no ver la televisión.

La puesta en escena está centrada en unos personajes que son un tanto esperpénticos.
La Reina más bien alocada y marchosa. El Consejero, una mezcla entre pelotillero, fúnebre y zoquete. Frankenstein, Drácula y el Hombre Lobo recuerdan a los personajes, pero sus comportamientos no producen miedo, sino todo lo contrario.



El vestuario es rico y colorista, apropiado a las características de cada personaje. El Decorado representa el salón de un palacio, en el que se mezclan lo medieval con lo moderno, un conjunto de contrastes muy llamativo.

La obra presenta ciertos giros y comentarios jocosos o irónicos que podrán ser entendidos por los espectadores de mayor edad - a partir de 7 años - pero que e escaparan a los más pequeños. Por esa razón, si son de edades diferentes, se pondrá especial cuidado en que la acción y el tono general de la obra, resulten divertidos para el conjunto de los espectadores, no solo para los mayores, aunque estos tengan mayor oportunidad de disfrutar del diálogo.